EXPERIENCIAS

Hablamos con docentes, académicos y expertos educativos sobre educación.
Youth Start Entrepreneurship Award

Youth Start Entrepreneurship Award

Premiando el talento de jóvenes que emprenden

Inspirar a la gente joven para que ponga en práctica sus habilidades es uno de los propósitos de EduCaixa. Queremos que confíen en sí mismos, que tengan intuiciones y que persigan sus sueños, que encuentren lo que les motiva y que tengan las herramientas para emprender cualquier iniciativa. Por eso, el pasado mes de noviembre participamos en el Youth Start Entrepreneurship Award, una red de emprendedores impulsada por la European Network for Entrepreneurship que cada año premia los mejores proyectos en la categoría de idea y mercado. Su objetivo es fomentar la competencia emprendedora de jóvenes de entre 15 y 16 años, y a la vez fortalecer vínculos, compartir valores y promover el crecimiento de la comunidad emprendedora dentro y fuera de Europa. Durante tres días, tuvimos la suerte de aprender de algunos de los mejores estudiantes emprendedores de 12 países distintos. A su vez, ofrecimos actividades que les sirvieron para pensar y actuar de manera emprendedora, reconocer las oportunidades sociales y de negocio, y planificar acciones para un futuro exitoso. Un total de 72 chicos y chicas presentaron 24 proyectos transformadores y sostenibles que ayudan a mejorar la sociedad. Uno de ellos fue Ases, un software inteligente que traduce el lenguaje de signos en tiempo real, lo que permite eliminar las barreras comunicativas con personas oyentes. Por su parte, Frilux es una iniciativa que permite ahorrar energéticamente gracias a la instalación de placas fotovoltaicas en la parte superior de los camiones refrigerados. Asimismo, Brips es un snack de patatas chips elaborado con trozos de pan desechados de origen ecológico. También se presentó, entre otros proyectos, BioEyes, que son las primeras lentes de contacto biodegradables del mundo, elaboradas a partir de una mezcla de agua, patata y pulpa. Una iniciativa que busca erradicar la contaminación de nuestros mares y océanos. Esta edición ha confirmado, una vez más, la certeza de que la gente joven sí puede mejorar nuestro presente y futuro. Desde EduCaixa, somos conscientes de que vivimos en un mundo complejo e impredecible, así que queremos preparar a la siguiente generación. Para ello aumentamos su conciencia y ponemos en valor su capacidad para cambiar las cosas. ¿Acaso los desafíos no pueden convertirse en oportunidades si se tiene una idea y el coraje de emprenderla?  

Leer más

ADENTRÁNDONOS EN EL INSPIRADOR MUNDO DE SILICON VALLEY

ADENTRÁNDONOS EN EL INSPIRADOR MUNDO DE SILICON VALLEY

Así fue la experiencia de los equipos ganadores

A menudo nos empeñamos en ser originales al contar historias. Queremos ser especiales, carismáticos, únicos; queremos dejar perplejos a quienes las escuchan y deseamos que guarden algún recuerdo nuestro en su cabeza, por muy fugaz que sea. Pero, a veces, hay historias tan peculiares que hablan por sí solas y no es necesario ponerles entusiasmo a la hora de narrarlas. Piensa en el primer ser humano que llegó a la Luna, en el nacimiento del World Wide Web o en el nombramiento de Nelson Mandela como presidente de Sudáfrica. También hay historias que, a pesar de tener un menor impacto social, consiguen calar hondo en las personas. Puede que estés pensando en un caso que ya conoces. Son historias más cercanas que, de alguna manera, nos conectan con nuestra realidad más inmediata. A veces, incluso, consiguen ir más allá y enlazar problemas locales con los globales. Es el caso de los proyectos ganadores del RetoEmprende y del RetoBigData, dos programas impulsados por EduCaixa para promover el desarrollo competencial de alumnos de secundaria.  Ana Martínez y Pol Marín son dos de los alumnos premiados que el pasado mes de junio fueron a Silicon Valley para seguir con su formación emprendedora y presentar su proyecto: Orange Plate. Se trata de un plato elaborado con cáscaras de naranja; una iniciativa que busca reducir el impacto del plástico en nuestras vidas. Al igual que ellos, otros treinta jóvenes de distintos centros educativos de España pudieron vivir la experiencia de estar en el epicentro de la innovación. No tuvieron ocasión de tomar un café con Mark Zuckerberg, pero sí de rodearse de profesionales con mucho talento y visitar las sedes de Google, Netflix e Instagram, entre otras. Recorrieron Mountain View y se dejaron encantar por todo lo que ocurría en Palo Alto y el centro de San Francisco.       Junto a Orange Plate, los proyectos ganadores del RetoEmprende fueron Plastic Air City, Mercacolin, Book For Green y BlindBuy. Cada uno de ellos es patrocinado por un partner, que les propuso una serie de retos de emprendimiento que tenían que resolver. Si Plastic Air Cty tiene como objetivo la creación de mobiliario urbano capaz de limpiar el aire, Mercacolin fomenta el comercio local y Book For Green nos sorprende con su propuesta de reservar habitaciones de hotel a cambio de ayudar al medio ambiente. Por su parte, BlindBuy permite realizar tareas cotidianas para ayudar a personas con discapacidad visual. Todos los proyectos contaron con la ayuda de los equipos ganadores del Reto BigData, que analizaron los retos que les habían propuesto los partners y crearon en conjunto un modelo de datos que ayudará a que las propuestas evolucionen. De este modo, el alumnado también aprendió a trabajar de forma cooperativa, complementándose los unos a los otros y combinando los conocimientos que cada uno había aprendido en sus programas respectivos. Pero quizás el momento más mágico del viaje fue cuando los participantes tuvieron la ocasión de compartir conocimientos, experiencias e inquietudes. La Golden Hour fue ese instante de gloria que todos hemos deseado tener alguna vez. ¿Y es que quién no ha soñado con explicar sus propias fantasías en un lugar emblemático?     A lo largo de toda la semana en la que los participantes estuvieron en San Francisco, no solo presenciaron conferencias, sino que también tuvieron varias experiencias de inmersión. Disfrutaron de la naturaleza en el parque nacional Muir Woods y visitaron el Exploratorium, conocido por ser el museo de la ciencia, el arte y la percepción humana. Allí pasearon durante más de dos horas por varias colecciones que sirvieron de inspiración a los jóvenes. También se adentraron en el enigma de la prisión de Alcatraz, ese lugar oscuro del que trataron escaparse Al Capone, Robert Stroud, George Kelly y muchos otros. Para todos ellos fue una semana repleta de experiencias que difícilmente podrán olvidar, sobre todo esos jóvenes ganadores que han conseguido hacer del mundo un lugar un poco más humano, sostenible y, en definitiva, mejor.

Leer más

Entrevista a Doris Sommer

Entrevista a Doris Sommer

El vínculo entre la lectoescritura y el arte

No hay desarrollo humano, en cualquier ámbito, donde la lectoescritura no sea indicador. Tanto en salud, política, empleo, desarrollo emocional… En todo. Y no leemos. Primero, no nos gusta leer ya, a los niños ni a los adultos, y cuando leemos no entendemos. Entonces, sin leer no avanzamos. Hay que enseñar a leer, y leer con placer.   Pre-Textos: un protocolo para alentar la lectoescritura a través de la creatividad. Es un sencillo protocolo artístico para alentar la lectoescritura. Consiste en leer en voz alta, porque sabemos que los niños no quieren leer, mientras hacemos una manualidad. Acto seguido todo el mundo le hace una pregunta al texto en voz alta. Y después publicamos las preguntas y cada uno adopta una pregunta que no sea de uno. Respondemos las preguntas, escribimos una página, un par de párrafos, la pegamos junto con la pregunta y la volvemos a publicar. Volvemos a formar un círculo y todo el mundo reflexiona “¿qué hicimos?”. Después de ese primer momento, la facilitadora hace una agenda, o pide que otro haga la agenda, de qué dinámicas vamos a hacer con ese texto, y las dinámicas son propuestas de los estudiantes. Este texto de matemáticas vamos a tocarlo con música, vamos a hacer lo que al niño o a los niños les gusta hacer. Vamos a hacer un hilo de Twitter, vamos a hacer rap. En cada grupo hay gustos y talentos del lugar.   La metodología de interpretar el texto depende de los niños. Con Pre-Textos aprovechamos la creatividad del alumnado para desarrollar sus aptitudes y habilidades del siglo XXI.  Cuando el texto es materia prima, se logra todo: creatividad, pensamiento crítico, colaboración, comunicación... Y esas son las competencias del siglo XXI. Recuerdo que muchos se dieron cuenta de que empezaron a entender el texto, que querían volver a leer el texto, para llegar a otro nivel, que les encantó el baile del elenco tal… Lo que se produce en esta reflexión es admiración por los demás. Cuando hacemos arte no hay competición entre los pares, hay admiración. La admiración es la emoción fundamental de la ciudadanía.   No competimos, reconocemos la mirada única del otro. Se habla mucho de la tolerancia, pero cuando toleramos algo, lo aguantamos: esperamos que termine de hablar para seguir en lo nuestro. No es tolerancia ni es respeto porque el respeto puede nacer de uno, y uno todavía está en el centro de la oración, como sujeto, pero la admiración es una respuesta al otro.   La admiración es la emoción fundamental para la ciudadanía. Si podemos alentar curiosidad, a aprender más, y admiración general, hemos ganado tanto un avance intelectual como un avance socioemocional, quiere decir cívico.

Leer más

Entrevista a Ron Ritchhart

Entrevista a Ron Ritchhart

La cultura de pensamiento y cómo fomentarla en las aulas

Necesitamos estudiantes preparados para enfrentarse a la complejidad del mundo actual. Creo que, dada la complejidad del mundo actual, los problemas a los que se enfrentan nuestros estudiantes consisten en pensar cómo superar los momentos difíciles, lo que significa que tenemos que producir estudiantes que sean flexibles, que realmente sepan cómo pensar, que no solo estén preparados para un trabajo, sino para muchos, y creo que lo que no sabemos es cómo van a ser esos trabajos, pero, evidentemente, esto también requiere un espíritu de innovación, lo que supone que nuestros estudiantes tienen que habituarse a una cierta ambigüedad y tienen que aprender a ser innovadores y flexibles en esas circunstancias.”   La educación actual no está generando la motivación, el interés y los resultados necesarios. Tenemos muchas cosas a nuestra disposición, en los centros educativos, en términos del currículo que impartimos, la forma en que dividimos las disciplinas y las materias, los exámenes que hacemos, y todo esto ha acostumbrado a nuestros estudiantes a ser desobedientes, a aprender a jugar el juego de la escuela y, a menudo, a aprender a apañárselas con el mínimo esfuerzo, porque no tiene sentido hacer un gran esfuerzo por cosas que realmente no te interesan.   Nuestras palabras o mensajes como docentes son clave a la hora de constituir una cultura educativa en nuestros centros educativos. Y por eso la cultura del aula es tan importante: a través de la cultura lo que transmitimos son muchos mensajes, mensajes acerca de lo que es importante, acerca de lo que cuenta, y si llevas esta metáfora de los mensajes un poco más allá, significa que contamos una historia a nuestros estudiantes. Cuando asisten a la escuela les contamos una historia sobre cómo es una escuela, sobre cómo es el aprendizaje, les contamos una historia sobre lo que se considera aprendizaje, les contamos una historia sobre qué significa ser educado, qué significa ser inteligente. Para que el profesorado entienda la cultura en nuestras aulas, para entender la cultura en nuestros centros educativos, tenemos que empezar a prestar atención a los mensajes que estamos transmitiendo a los estudiantes.   Debemos construir una cultura educativa de empoderamiento, de comprensión y compromiso. Esta vieja historia de la escuela suele ser una historia de obediencia y una historia de trabajo, así los estudiantes aprenden que lo que deben hacer en la escuela es bajar la cabeza, hacer lo que el profesor les diga, entregar las tareas, sobre todo, las que cuentan para nota, aunque probablemente no hayan aprendido nada, y averiguar qué quiere el profesor y dárselo. Esta historia sobre la obediencia está muy arraigada, por lo que estamos cambiando esta historia, queremos que la historia trate más bien de reflexión, compromiso y empoderamiento. Las investigaciones de un colega, Fred Newmann, han revelado que cuando los estudiantes están expuestos a menudo a oportunidades que les exigen aplicar sus conocimientos en nuevas situaciones, que les exigen comunicar de forma eficaz sus ideas y, luego, establecer lazos sólidos con la comunidad, esos estudiantes mejoran, mejoran no solo en las pruebas estandarizadas, sino que también mejoran a medida que progresan.   Una cultura abierta y participativa mejora los procesos de aprendizaje y enseñanza. Otro elemento serían las interacciones. Cuando una clase cuenta con interacciones y relaciones positivas, los estudiantes aprenden mejor y, de hecho, es uno de los elementos más esenciales. De nuevo, existen numerosas investigaciones de que los estudiantes que no conectan con un profesor, que no conectan con un centro educativo, tienen mayores probabilidades de abandonar la escuela, además de tener un menor rendimiento, por lo que podemos examinar cualquiera de estos y ver cómo contribuye realmente cada uno al aprendizaje de nuestros estudiantes.   La (r)evolución educativa es empoderar al profesorado otorgándole un mayor poder de decisión sobre su práctica docente. Creo que la revolución educativa, y pienso que está empezando ahora, es aquella en la que cedemos más control al profesorado para que tome decisiones y configure las escuelas. Dar voz al profesorado para que haga cambios en sus escuelas, en el sistema educativo, eso creo que sería una revolución.

Leer más

Youth Start Entrepreneurship Award

Premiando el talento de jóvenes que emprenden

ADENTRÁNDONOS EN EL INSPIRADOR MUNDO DE SILICON VALLEY

Así fue la experiencia de los equipos ganadores

Entrevista a Doris Sommer

El vínculo entre la lectoescritura y el arte

Entrevista a Ron Ritchhart

La cultura de pensamiento y cómo fomentarla en las aulas

Entrevista a Kate Atkins

La educación basada en la evidencia

Entrevista a R.Slavin y N.Madden

Transformación educativa basada en la evidencia

Descubre la experiencia del alumnado en el MIT de Boston

Investigación participativa en alimentación y nutrición

Entrevista a David Perkins

¿Qué vale la pena aprender en la escuela?

EXPERIENCIAS EN EDUCAIXA