Descripción

Cuando se realiza una investigación empírica, se obtienen una serie de datos que son los que permitirán llegar a establecer las conclusiones finales. Una conclusión empírica consta de una afirmación, que responde a la pregunta de investigación que nos hemos formulado, acompañada de las pruebas o evidencias, que derivarán de los datos obtenidos durante el proceso de investigación. Una buena conclusión empírica, por lo tanto, será la aquella en la que la afirmación responda mejor a la pregunta, y aquella en la que las pruebas o evidencias sean más coherentes con los datos obtenidos.

Como toda la serie de recursos del proyecto <em>Investigamos en primaria</em>, se trata de un cómic interactivo protagonizado por un grupo de niños que quieren aprender a hacer de científicos con la ayuda de una joven investigadora. En este caso, el recurso propone a los alumnos que, a partir de una pregunta de investigación y de un conjunto de datos, construyen la mejor conclusión empírica que puedan identificando una serie de posibles opciones, cuál es la mejor afirmación y cuál es la mejor evidencia o prueba.

El recurso plantea quince situaciones diferentes, agrupadas en conjuntos de cinco. Hay que tener en cuenta que las diferentes situaciones aparecen aleatoriamente cada vez que se entra al recurso.

 

Objetivos

  • Reconocer la importancia de las pruebas a la hora de formular una buena conclusión empírica.

  • Reconocer la necesidad de que las pruebas que fundamentan una conclusión empírica sean coherentes con los datos obtenidos.

Competencias

Competencia en comunicación lingüística

 

Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología

 

 

Materiales y descargas

DESCARGAR TODO

Ejemplos de uso

Este recurso se puede utilizar cuando los niños han llevado a cabo una investigación empírica, han recogido, representado y analizado un conjunto de datos y se disponen a escribir una buena conclusión empírica. En este momento, el recurso será útil para mostrar qué elementos hay que tener en cuenta para escribir una buena conclusión.

Es importante que el profesor visualice todo el recurso antes de usarlo en el aula y analice en qué momentos considera oportuno intervenir. En función del tiempo disponible, puede escoger cuántos de los quince ejemplos que se ofrecen en el recurso deberán hacer los alumnos. Los ejemplos se presentan agrupados en bloques de cinco.

Sería deseable que el uso del recurso condujera a debatir sobre la importancia de las pruebas, y por lo tanto, de los datos, a la hora de establecer conclusiones como producto final de una investigación empírica.

El recurso también se puede utilizar para sugerir a los alumnos que realicen algunas de las investigaciones empíricas que se plantean y que contrasten sus propios resultados con los mostrados en el recurso.

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE RECURSOS SIMILARES?

-/5

Valoración media global

Basado en 0 valoraciones

¿HAS PARTICIPADO?