Descripción

El método fonético es una metodología para la enseñanza de destrezas lectoras, y algunos elementos de la escritura, a través del desarrollo de la conciencia fonológica del alumnado. Esto supone trabajar las capacidades de escucha, y la identificación y uso de los fonemas o patrones de sonido.

El objetivo es enseñar al alumnado de forma sistemática la relación entre los sonidos y los patrones de ortografía escrita, o grafemas, que los representan. El método fonético se centra en la capacidad de descodificación de nuevas palabras a través de su pronunciación y de la combinación o fusión de los patrones fonológicos y ortográficos.

¿Qué eficacia tiene?

Se ha demostrado sistemáticamente que el método fonético es eficaz para ayudar al alumnado más joven a que domine los fundamentos de la lectura, con un impacto medio de cuatro meses adicionales de progreso. Las investigaciones sugieren que el método fonético es especialmente beneficioso para el alumnado más joven (entre 4 y 7 años) que empieza a leer. Utilizar el método fonético es más eficaz, en general, que otras estrategias para la práctica temprana de la lectura (como el método alfabético o global), aunque cabe destacar que las técnicas eficaces de este método normalmente se incrustan en un entorno amplio de alfabetización y son solo una parte para que la estrategia de alfabetización sea exitosa.

Para el alumnado de más edad al que aún le cuesta desarrollar su capacidad lectora, los enfoques centrados en la fonética pueden resultar menos eficaces que otras metodologías, como las estrategias de comprensión lectora y la metacognición y auto-regulación. La diferencia puede indicar que el alumnado mayor de 10 años que no haya logrado anteriormente dominar esta destreza mediante metodologías fonéticas requiere un enfoque diferente, o que tiene otras dificultades relacionadas con el vocabulario y la comprensión que la fonética no aborda.

El profesorado cualificado suele conseguir mejores resultados cuando utiliza este método (hasta dos veces más eficacia que otro personal docente), lo que indica que la experiencia pedagógica es un componente clave del éxito de la enseñanza de la lectura a edades tempranas.

¿Qué fiabilidad tienen las evidencias?

En general, la base empírica relacionada con la fonética es muy fiable. Se han realizado una serie de estudios, revisiones y metaanálisis que coinciden en que la enseñanza sistemática de la fonética es beneficiosa. Hay algunos indicios de que las metodologías que utilizan la fonética sintética (donde el énfasis se pone en sondear las letras y combinar sonidos y letras para formar palabras) pueden ser más beneficiosas que los métodos analíticos (donde la relación sonido/símbolo se deduce al identificar patrones y similitudes comparando varias palabras).

Sin embargo, en este caso, los datos son menos fiables y probablemente sea más importante hacer coincidir la enseñanza con las necesidades particulares del alumnado y enseñarle sistemáticamente los patrones sonoros que aún no domina.

Coste

En general, se calcula que los costes son muy bajos. Los costes relacionados con la enseñanza del método fonético surgen de la necesidad de recursos específicos y de formación profesional. Las evidencias sugieren que la eficacia del método fonético está relacionada con la etapa del desarrollo de la lectura del alumnado, por lo que también es importante que el profesorado cuente con desarrollo profesional relativo a la evaluación efectiva, así como al uso de determinados materiales y técnicas del método fonético.

¿Qué se debe tener en cuenta?

Antes de implementar esta estrategia en un entorno educativo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  1. El método fonético puede ser un componente importante en el desarrollo de las competencias lectoras a edad temprana, especialmente para alumnado de entornos desfavorecidos. Sin embargo, también es importante que el alumnado logre avanzar en todos los aspectos de la lectura, incluido el desarrollo de vocabulario, la comprensión y la ortografía, que deben enseñarse por separado y de forma explícita.

  2. La enseñanza de la fonética debe ser explícita y sistemática para ayudar a que el alumnado establezca los vínculos entre los sonidos que escucha en las palabras y la manera en que estas palabras se escriben.

  3. La enseñanza de la fonética debe coincidir con el nivel actual de conocimientos del alumnado en cuanto a su conciencia fonológica y su conocimiento de los sonidos y patrones (grafemas) de las letras.

  4. Este método mejora la precisión lectora del alumnado, pero no la comprensión. ¿Cómo se ha planeado desarrollar otras destrezas de alfabetización como la comprensión?

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE EVIDENCIAS SIMILARES?