Descripción

El feedback es la información que se da al alumnado o profesorado sobre el rendimiento del alumnado en relación con los objetivos o resultados de aprendizaje. Debe orientarse hacia (y ser capaz de producir) la mejora en el aprendizaje del alumnado. El feedback redirige o reorienta las acciones del profesorado o del alumnado para lograr un objetivo, alineando el esfuerzo y la actividad con el rendimiento.

Puede estar relacionado con el resultado de la actividad, el proceso de la actividad, la gestión del aprendizaje o la autorregulación del alumnado, o ser una valoración a nivel personal (que tiende a ser menos efectiva). Este feedback puede ser verbal o por escrito, o puede darse a través de pruebas o de la tecnología digital. Puede venir del profesorado o de alguien que está asumiendo un rol docente, o del resto de estudiantes (ver tutoría entre iguales).

¿Qué eficacia tiene?

Las investigaciones sobre el feedback suelen mostrar un gran efecto en el aprendizaje. Sin embargo, también tiene una gran variedad de efectos y algunos estudios muestran que el feedback puede tener repercusiones negativas y empeorar los resultados. Por lo tanto, es importante comprender los beneficios potenciales y las posibles limitaciones del feedback como metodología de enseñanza y aprendizaje. En general, los procesos didácticos basados en la investigación que tienen como objetivo explícito proporcionar feedback al alumnado, como la taxonomía de Bloom, tienden a tener un impacto positivo. El feedback tiene efectos en todos los grupos de edad. Las investigaciones en los centros educativos se han centrado especialmente en su impacto en lengua, matemáticas y, en menor medida, ciencias.

¿Qué fiabilidad tienen las evidencias?

Se han llevado a cabo un gran número de estudios y metaanálisis sobre los efectos del feedback. Los estudios pedagógicos (más que los psicológicos o teóricos) tienden a identificar los beneficios positivos del feedback que trata de mejorar los resultados de aprendizaje en la lectura o las matemáticas o en la retención de información.

Un metaanálisis reciente de estudios centrados en la evaluación formativa en los centros de enseñanza indica que los avances pueden ser más modestos, sugiriendo que se puede lograr un aumento de casi tres meses adicionales de progreso en los centros educativos o cerca de cuatro meses cuando la metodología se complementa con el desarrollo profesional. Sin embargo, algunas áreas del currículo pueden beneficiarse más del feedback que otras. Un metaanálisis reciente de los efectos de la evaluación formativa en la escritura indica que se puede lograr un aumento de ocho meses de progreso, cifra que está más en consonancia con otras investigaciones sobre feedback.

Coste

Los costes de proporcionar feedback más efectivo no son muy elevados. Sin embargo, es probable que para mejorar la práctica de esta estrategia sea necesario un desarrollo profesional continuo, y esto incluye un trabajo activo de investigación y evaluación. En general, se calcula que los costes son muy bajos.

¿Qué se debe tener en cuenta?

  1. Proporcionar feedback eficaz representa un desafío. Los resultados de las investigaciones más fehacientes pueden ayudar a utilizar esta estrategia pedagógica correctamente. Un feedback eficaz tiende a ser específico, preciso y claro, (por ejemplo, «está bien porque...» en lugar de solo «es correcto»); comparar lo que el alumnado está haciendo ahora con lo que ha hecho mal antes (por ejemplo, «puedo ver que te has esforzado por mejorar X, ya que está mucho mejor que la última vez…»); fomentar y apoyar aún más esfuerzo; proporcionarlo con moderación para que sea relevante; proporcionar orientación específica sobre cómo mejorar y no simplemente decir al alumnado cuándo se ha equivocado; complementarse con procesos de desarrollo profesional para el profesorado.

  2. Las investigaciones más amplias sugieren que el feedback debe ser sobre tareas o metas complejas o difíciles, ya que es probable que así se enfatice la importancia del esfuerzo y la perseverancia, y el alumnado lo apreciará más.

  3. El feedback puede provenir tanto de estudiantes como de personas adultas (ver tutoría entre iguales).

  4. ¿Se han considerado los desafíos de implementación del feedback de forma coherente y eficaz en el centro?

  5. ¿Qué aspectos del desarrollo profesional podrían ser necesarios para aplicar el feedback con éxito en el centro?

CONTENIDO COMPLEMENTARIO

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE EVIDENCIAS SIMILARES?