El Minué

Creamos un minué al estilo de Mozart

Interactivo

    • Descripción del recurso

      El sentido del humor de W. A. Mozart y sus ganas de jugar nos permiten 250 años después crear un minué ¡con solo 16 tiradas de dado!

      En este recurso educativo para primaria, hemos cambiado los dados por unas máquinas tragaperras que con toda seguridad os harán pasar un buen rato creando vuestro minué ideal. Mientras jugáis, podréis descubrir cómo se estructuraba la danza de moda del siglo xviii y comprobar como, aunque cambiemos las notas, lo que convierte a una pieza en reconocible es su estructura.

      Para completar la propuesta, además del juego encontraréis un ejemplo de un minué del compositor Ch. Graupner interpretado con tres chalumeaux (los antecesores del clarinete), así como pequeñas explicaciones de apoyo sobre la historia de esta danza y sus características.

      El sentido del humor de un genio nos permitirá descubrir los secretos del minué... ¿jugamos?

    • Objetivos didácticos

      • Aprender de manera práctica las características de un minué.

      • Descubrir cómo la estructura de la pieza nos define los límites de la creatividad (¡No se puede crear un minué de cualquier manera, puesto que ya no sería un minué!)

      • Disfrutar de la música clásica desde una óptica del juego y la diversión.

    • Competencias a adquirir

      • Competencia cultural y artística

    • Otras informaciones didácticas

      El juego de dados de W. A. Mozart nos permitirá descubrir desde dentro la estructura y las características de una de las danzas de moda del siglo xviii, el minué.

      Jugando, podréis fijaros en:

      • La métrica de la danza (a tres), como el vals.

      • La estructura sencilla y simétrica (dos partes de 8 compases cada una), tan habitual en las danzas, ¡incluso en las más modernas!

      • Mozart nos permite cambiar cualquier compás excepto el último de cada frase, en el que solo nos da una opción. ¿La razón? No es ornamental, sino que es estructural, ya que nos dirige hacia la sensación de continuidad o de final en función de si se trata de la primera o de la segunda parte.

      • Una vez creado vuestro minué, os aconsejamos escuchar minués de distintos compositores para poder distinguir sus partes y sus características. Acompañando este recurso, encontraréis un minué de Ch. Graupner.

    • juego
    • componer
    • danza
    • crear
    • minué
    • Mozart
    • clarinete
    • Clarinetarium

    Aún no hay comentarios

    Sé el primero