Aprendizaje para el dominio

educaixa-search Portlet

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Descripción

La enseñanza tradicional hace que el tiempo dedicado a un tema sea constante y permite que el dominio del alumnado del contenido curricular varíe. El aprendizaje para el dominio hace que los resultados de aprendizaje sean constantes, pero varía el tiempo necesario para que el alumnado sea competente o domine los objetivos establecidos.

El aprendizaje para el dominio fragmenta el tema y los contenidos de aprendizaje en unidades con objetivos claramente definidos que se persiguen hasta lograrse. El alumnado trabaja cada bloque de contenido a través de una serie de pasos secuenciales y debe demostrar un alto nivel de éxito en las pruebas, generalmente alrededor del 80 %, antes de pasar a la siguiente unidad. A quienes no alcancen el nivel requerido se les proporciona enseñanza complementaria, apoyo entre iguales, discusiones en grupos reducidos o deberes, de modo que puedan adquirir el nivel esperado.

¿Qué eficacia tiene?

Hay una serie de metaanálisis que indican que, generalmente, el aprendizaje para el dominio es eficaz, logrando cinco meses adicionales de progreso.

Los efectos de este proceso de aprendizaje tienden a coincidir en dos puntos: dos de los metaanálisis muestran poco o ningún impacto, mientras que el resto indican un impacto de hasta seis meses adicionales de progreso. Esta variación implica que conseguir que el aprendizaje para el dominio sea eficaz no es tarea fácil.

De los estudios se desprende que el aprendizaje para el dominio es particularmente eficaz cuando el alumnado trabaja en grupos o equipos y asume la responsabilidad de contribuir al progreso del resto (véase también aprendizaje colaborativo y tutoría entre iguales). También parece importante poner el listón alto para adquirir la competencia (generalmente entre el 80 % y el 90 % en la prueba pertinente). Por el contrario, la metodología parece ser mucho menos eficaz cuando el alumnado trabaja a su propio ritmo (véase también enseñanza individualizada).

Asimismo, el aprendizaje para el dominio puede ser más eficaz cuando se utiliza como una estrategia de enseñanza ocasional o complementaria: los programas con una duración inferior a 12 semanas han tendido a mostrar un impacto mayor que programas más largos. Los centros pueden considerar la posibilidad de utilizar el aprendizaje para el dominio para temas o conceptos especialmente complejos, en lugar de para todas las clases.

El aprendizaje para el dominio se presenta como una estrategia prometedora para reducir la brecha de rendimiento. El alumnado con bajo rendimiento puede lograr uno o dos meses más de progreso adicional a través esta estrategia que el alumnado con un nivel de rendimiento alto. El profesorado necesita planificar minuciosamente cómo gestionar el tiempo del alumnado que progresa con más rapidez.

¿Qué fiabilidad tienen las evidencias?

La base empírica es moderadamente fiable. Se han realizado una gran cantidad de investigaciones sobre el impacto del aprendizaje para el dominio, aunque gran parte de ellas están relativamente anticuadas y los resultados no son uniformes. Además, la mayoría de los metaanálisis que examinan el aprendizaje para el dominio utilizan técnicas estadísticas antiguas que pueden ser menos precisas.

A pesar de estas limitaciones potenciales, el promedio de la magnitud de los efectos coincide con un estudio más reciente en los Estados Unidos, que concluyó que las metodologías de aprendizaje para el dominio pueden aumentar el aprendizaje en matemáticas en seis meses o más para alumnado de edades comprendidas entre los 13 y los 14 años.

Coste

Se necesitan pocos recursos adicionales para introducir una metodología de aprendizaje para el dominio. Es recomendable que se incluyan acciones de desarrollo profesional y apoyo adicional para el personal docente, especialmente en las primeras etapas de la puesta en marcha de un programa de este tipo. Se calcula que el coste por estudiante es extremadamente bajo, suponiendo unos costes generales muy bajos.

Probablemente el alumnado que tarda más en aprender un tema necesite apoyo complementario en forma de clases individuales o en grupos reducidos. Muchos centros ofrecen este apoyo con el personal y los recursos existentes sin incurrir en gastos financieros adicionales. Sin embargo, la dirección del centro debe ser consciente del tiempo adicional necesario por parte del personal docente y considerar otras actividades que podrían eliminarse o reducirse para proporcionar este apoyo adicional.

¿Qué se debe tener en cuenta?

Antes de implementar esta estrategia en un entorno educativo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  1. No resulta sencillo implementar el aprendizaje para el dominio. ¿Cómo se van a planificar los cambios y a evaluar si la metodología es eficaz en un contexto determinado?

  2. Se debe exigir un alto nivel de éxito antes de que el alumnado pase a nuevo contenido. ¿Cómo se va a supervisar y comunicar el progreso del alumnado?

  3. ¿Cómo se van a dar oportunidades al alumnado para que asuma la responsabilidad de ayudarse mutuamente para dominar las áreas de contenido?

  4. El aprendizaje para el dominio parece ser eficaz como estrategia de enseñanza complementaria. ¿Cómo decidir qué temas y conceptos son adecuados para utilizar un enfoque de aprendizaje para el dominio?

  5. ¿Cómo se va a prestar apoyo adicional al alumnado que tarda más tiempo en alcanzar el nivel necesario de conocimientos para cada unidad?

Publicador de contenidos

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE EVIDENCIAS SIMILARES?

Publicador de contenidos

Aplicaciones anidadas

Consentimiento GDPR