Descripción

Muchas de las investigaciones científicas que el alumnado hace en el aula son investigaciones empíricas, en las cuales los niños recogen datos, los analizan y, finalmente, establecen conclusiones empíricas. Suelen escribir conclusiones muy simples, de forma que hay que ayudarles a redactar mejores conclusiones y a evaluar sus propias producciones y las de otros compañeros.

 

Como toda la serie de recursos dirigidos al profesorado del proyecto Investigamos en primaria, este recurso consta de una primera parte en la que, a través de una breve actividad interactiva, se invita al maestro a posicionarse respecto a la opinión de dos maestros ficticios que evalúan una conclusión escrita por una alumna. A partir de aquí, se presenta información básica sobre qué debería contener una buena conclusión empírica, se muestra un ejemplo de rúbrica para evaluar conclusiones escritas (la base de orientación que se relaciona se ofrece como material relacionado) y se expone una estrategia para ayudar a los alumnos a escribir mejores conclusiones. 

Objetivos

  • Identificar los elementos que configuran una buena conclusión empírica, tanto desde el punto de vista científico como lingüístico.

  • Disponer de un modelo de base de orientación y de rúbrica útiles, respectivamente, para la elaboración y la evaluación de conclusiones empíricas.

  • Reconocer la importancia de apoyar científica y lingüísticamente a los alumnos a la hora de escribir conclusiones empíricas.

 

 

Competencias

 

 

Materiales y descargas

DESCARGAR TODO

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE RECURSOS SIMILARES?

-/5

Valoración media global

Basado en 0 valoraciones

¿HAS PARTICIPADO?