Apéndice técnico

Definición

Un «estilo de aprendizaje» se define como el proceso de adquisición de conocimientos específico de una persona que se basa en sus propias fortalezas, debilidades y preferencias, y que a menudo está vinculado a las diferentes modalidades de acceso a la información (visual, auditiva, táctil, etc.) o en relación con la forma en la que se organiza dicha información (por ejemplo, abstracta, concreta, integral, serial, etc.). Hay varios modelos teóricos que describen los estilos incluyéndolos en una gama que va de fijo a flexible según cómo se conceptualice cada «estilo» concreto.

Los estilos de aprendizaje parten de la idea de que cada persona tiene un enfoque o estilo de aprendizaje concreto. En teoría, por tanto, el proceso educativo será más eficaz o eficiente si el alumnado adquiere los conocimientos a través del estilo o enfoque específico que haya sido identificado como su estilo de aprendizaje. Por ejemplo, el alumnado que esté catalogado en un estilo de aprendizaje de «escucha» aprenderá más a través de cuentos y debates, y menos mediante ejercicios escritos tradicionales. Aunque el concepto es intuitivamente atractivo, hay una serie de cuestiones importantes que ponen en duda esta estrategia pedagógica.

La primera es la solidez de la noción «estilo de aprendizaje» y qué versión específica se utiliza. La mayoría de los planteamientos no han demostrado ser suficientemente fiables o válidos. El otro gran problema es que la hipótesis enrevesada que supone que las personas aprenden mejor cuando se pone foco en su «estilo» carece de validación empírica. Cuando se han encontrado resultados positivos, parece más probable que este impacto se deba a que se fomente que el alumnado asuma la responsabilidad de elegir una estrategia o enfoque de aprendizaje, o a que el profesorado presente la misma información de distintas maneras, aumentando así la repetición de información o posibilitando que la información se procese a través de diferentes representaciones. Los últimos estudios sobre los estilos o preferencias cognitivos han intentado abordar estas cuestiones, hasta ahora con poco éxito.

Términos de búsqueda: Estilos de aprendizaje; preferencias de aprendizaje; estilos cognitivos; preferencias cognitivas.

Puntuación de la evidencia

Se han realizado cuatro metaanálisis de los estilos de aprendizaje y de los planteamientos relativos a métodos de preferencia. Tres de ellos concluyeron que los efectos son muy bajos (-0,03 a +0,14). El cuarto, con un impacto combinado de 0,67, ha recibido críticas por la validez del modelo subyacente, por problemas técnicos con el metaanálisis y por posibles sesgos en la selección e inclusión de los criterios.

Todos ellos se remontan al menos diez años atrás. En general, la base empírica es limitada.

Información coste adicional

Los costes son muy bajos, normalmente implicando la preparación de una gran variedad de materiales de enseñanza y aprendizaje, aunque es necesario comprar algunas de las pruebas disponibles en materia de estilos de aprendizaje.

Como ya se ha señalado, es importante ser conscientes de las limitaciones de estas pruebas. En general, se calcula que los costes son muy bajos.