¿Educamos para transformar el mundo?

educaixa-search Portlet

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

 

 

¿Cuál es la finalidad última de la educación? ¿Educamos para transformar el mundo?

Mañana celebraremos el Día Mundial de la Solidaridad y para ello nos gustaría abordar hoy una metodología de aprendizaje que permite unir el éxito académico con el compromiso social. Hablamos del aprendizaje servicio, una metodología de aprendizaje activo donde el alumnado trabaja por proyectos y vincula los aprendizajes curriculares con la educación en solidaridad y valores.
Esta metodología permite desarrollar muy bien el currículo basado en competencias, ya que transferimos y movilizamos conocimientos a la vez que implicamos directamente al alumnado en la resolución de problemas sociales de su entorno, lo que permite mejorar sus habilidades, capacidades y destrezas. 

 

¿En qué consiste?

Una definición muy completa del aprendizaje servicio es la que establece el Centro Promotor del Aprendizaje Servicio de Cataluña: “El aprendizaje servicio es una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los participantes aprenden al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo.”

En otras palabras y de forma muy sencilla, el aprendizaje servicio nos permite aprender a ser competentes mientras ayudamos a los demás o hacemos un servicio a la comunidad.

En el aprendizaje servicio, los alumnos deben identificar en su entorno (próximo o lejano) una necesidad a la que es posible dar solución con sus medios y conocimientos. De este modo, sensibilizamos a nuestro alumnado hacia diversas situaciones de su entorno, ya sean de tipo social, medioambiental, económico o cultural. Pero debido a su carácter práctico, el aprendizaje servicio no se limita a la sensibilización, sino que busca la implicación directa del alumnado haciéndoles pasar a la acción, diseñando y desarrollando proyectos solidarios que traten de dar respuesta a las necesidades previamente detectadas y donde ellos mismos se sientan protagonistas.

Además, los proyectos de aprendizaje servicio traspasan las paredes del aula, ya que su implementación requiere de una colaboración activa con las entidades sociales del entorno. De este modo, además de reforzar conocimientos, competencias, habilidades sociales y valores humanos, el aprendizaje servicio destaca también por su capacidad excepcional de profundizar en la participación ciudadana del alumnado.

Uno de los ejemplos más habituales es el proyecto Campaña de Donación de Sangre donde alumnos de Primaria y Secundaria, en colaboración con el banco de sangre de la localidad consiguieron doblar el número de donaciones y de nuevos donantes comparado con las campañas ordinarias del banco de sangre. Además de este objetivo solidario, los alumnos aprendieron contenidos curriculares sobre la sangre, los grupos sanguíneos, el sistema circulatorio, las necesidades de sangre en los hospitales, los accidentes y mejoraron sus capacidades comunicativas y de organización montando su propia campaña.

 

¿Cuáles son las claves del aprendizaje servicio?

Destacamos tres claves del aprendizaje servicio.

1. El aprendizaje servicio se mueve en la convicción de que los niños y las niñas no son los ciudadanos del futuro, sino que son ya ciudadanos activos capaces de provocar cambios en sus comunidades. Independientemente de su edad, es necesario reconocer la capacidad de los jóvenes para contribuir a la mejora de la sociedad mediante su acción social.

2. Trabajar y aprender basándose en un proyecto donde se realiza un servicio a los demás es un método de aprendizaje muy eficaz, ya que el alumnado se implica directamente en su proceso de aprendizaje y encuentra sentido a lo que está estudiando cuando aplica sus conocimientos y habilidades. Además la consecución de un objetivo social motiva y satisface al alumnado a la hora de aprender.

3. Por último, el aprendizaje servicio se fundamente en que el verdadero éxito de la educación reside en la formación de buenos ciudadanos comprometidos con su comunidad y no solo en su currículum personal.

 

¿Cómo se implementa un proyecto de aprendizaje servicio?

De manera muy similar a cualquier experiencia de proyecto, el aprendizaje servicio se compone de cuatro fases.

  1. Investigación
    El alumnado, de forma conjunta y cooperativa, investiga e identifica la necesidad o el problema al que quiere hacer frente, valora la oportunidad real de aprendizaje significativo (contenidos que hay que tratar, vinculación con el currículo, competencias que hay que desarrollar, etc.)

  2. Diseño
    Tras identificar la necesidad a la que queremos hacer frente es necesario empezar a diseñar el proyecto: definir los objetivos sociales y de aprendizaje, identificar las entidades sociales con quien colaborar, organizar las etapas del proyecto y el trabajo que se llevará a cabo.

  3. Ejecución
    Ponemos en marcha el proyecto: ejecutamos las actividades de servicio que hemos definido previamente, nos relacionamos con las personas y las entidades del entorno, y comunicamos y difundimos el proyecto.

  4. Evaluación
    Por último, y como en cualquier proyecto educativo, es necesario realizar una evaluación exhaustiva tanto del impacto real de nuestro servicio como de lo aprendido a partir del proyecto tanto por lo que respecta a los conocimientos como a las habilidades y competencias.

¿Qué tipo de proyectos de aprendizaje servicio se puede implementar?

El aprendizaje servicio puede aplicarse en múltiples asignaturas y se puede practicar en todos los niveles educativos, desde la educación preescolar hasta la universidad, e inclusive en la formación permanente de las personas adultas. Además, la variedad  de tipologías de proyectos en el aprendizaje servicio es muy amplia tal como se muestra en la lista orientativa de clasificación de proyectos que estableció la Red Española de Aprendizaje Servicio.

  • Sensibilizar a diferentes sectores sociales sobre diferentes realidades.

  • Realizar proyectos de encuentro intergeneracional.

  • Proteger el medio ambiente y el patrimonio cultural.

  • Promocionar la cultura y la participación ciudadana.

  • Participar en campañas de cooperación al desarrollo.

  • Promocionar los hábitos saludables.

  • Facilitar el aprendizaje de otros.

  • Ayudar a diferentes colectivos que puedan tener dificultades relacionadas con la satisfacción de necesidades básicas y de los derechos fundamentales.

 

 

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE ACTUALIDADES SIMILARES?

educaixa-valoraciones Portlet

-/5

Valoración media global

Basado en 0 valoraciones

¿HAS PARTICIPADO?

Aplicaciones anidadas

Consentimiento GDPR