¿Es necesario saber química para mejorar en la cocina?

Cocina, la química complicada

Vídeo

Recomendado para:
  • Bachillerato y ciclos formativos
  • ESO
Área de conocimiento:
  • Ciencia básica
  • Ciencias de la naturaleza - Física y Química
Duración
00:01:18
Idioma
Catalán
Idioma subtítulos
Castellano
Autor
Obra Social "la Caixa"
Derechos de autor
Obra Social "la Caixa"
Año
2013
Licencia
$licenseAlt
Descargando audio...

Ante la pregunta de si es preciso que un cocinero sepa química para mejorar en su profesión, la respuesta de Claudi Mans (catedrático emérito de Ingeniería química en la Universitat de Barcelona) es rotunda: no es necesario.

 

Sin embargo, los cocineros pueden beneficiarse de los conocimientos que químicos y físicos les pueden aportar, para mejorar la manera de elaborar sus platos.

 

Por ejemplo, aunque no es necesario que un cocinero conozca en profundidad los procesos físicos y químicos que se producen al cocinar a baja temperatura o con el envasado al vacío, sí que le será de utilidad saber que su uso le permitirá obtener texturas, sabores y colores diferentes en sus platos.

  • Prestigiar el arte de la buena cocina, dando a conocer que, detrás de parte de la cocina de nueva creación, hay investigación y conocimiento de productos, procesos, etc.
  • Reconocer los beneficios que la ciencia puede aportar en la cocina, en la creación de nuevos platos o en la mejora de los tradicionales.

  • Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología

Para complementar la información se puede consultar:

 

MANS, C.; CASTELLS, P. (2011) "La nueva cocina científica", Investigación y ciencia. Octubre. Barcelona: Prensa científica S.A.

Ayudados por el/la profesor(a), los alumnos pueden confeccionar un listado de procesos físicos y químicos que se dan en la cocina (o que los científicos han investigado y pueden ser útiles en la cocina, como, por ejemplo, cocinar a baja temperatura), e intentar establecer su utilidad para un cocinero.

 

También podrían crear una nueva receta en la cual aplicaran alguno de estos conocimientos, y tratasen de explicar el valor de su aportación.

 

Otra alternativa sería escoger una receta tradicional y analizar cómo se podría mejorar a la luz del conocimiento científico de los productos o procesos empleados al cocinar.

 

Buscar información de algunos experimentos culinarios llevados a cabo por diferentes cocineros creativos (e identificar el proceso físico o químico y los instrumentos utilizados para su elaboración.

Descripción del recurso

Ante la pregunta de si es preciso que un cocinero sepa química para mejorar en su profesión, la respuesta de Claudi Mans (catedrático emérito de Ingeniería química en la Universitat de Barcelona) es rotunda: no es necesario.

 

Sin embargo, los cocineros pueden beneficiarse de los conocimientos que químicos y físicos les pueden aportar, para mejorar la manera de elaborar sus platos.

 

Por ejemplo, aunque no es necesario que un cocinero conozca en profundidad los procesos físicos y químicos que se producen al cocinar a baja temperatura o con el envasado al vacío, sí que le será de utilidad saber que su uso le permitirá obtener texturas, sabores y colores diferentes en sus platos.

Objetivos didácticos

  • Prestigiar el arte de la buena cocina, dando a conocer que, detrás de parte de la cocina de nueva creación, hay investigación y conocimiento de productos, procesos, etc.
  • Reconocer los beneficios que la ciencia puede aportar en la cocina, en la creación de nuevos platos o en la mejora de los tradicionales.

Competencias a adquirir

  • Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología

Materiales del recurso
Otras informaciones didácticas

Para complementar la información se puede consultar:

 

MANS, C.; CASTELLS, P. (2011) "La nueva cocina científica", Investigación y ciencia. Octubre. Barcelona: Prensa científica S.A.

Ejemplos de uso

Ayudados por el/la profesor(a), los alumnos pueden confeccionar un listado de procesos físicos y químicos que se dan en la cocina (o que los científicos han investigado y pueden ser útiles en la cocina, como, por ejemplo, cocinar a baja temperatura), e intentar establecer su utilidad para un cocinero.

 

También podrían crear una nueva receta en la cual aplicaran alguno de estos conocimientos, y tratasen de explicar el valor de su aportación.

 

Otra alternativa sería escoger una receta tradicional y analizar cómo se podría mejorar a la luz del conocimiento científico de los productos o procesos empleados al cocinar.

 

Buscar información de algunos experimentos culinarios llevados a cabo por diferentes cocineros creativos (e identificar el proceso físico o químico y los instrumentos utilizados para su elaboración.