La economía doméstica. Planifiquemos

Vídeo

    • Descripción del recurso

      En la economía doméstica, «vivir al día», o «dejarlo todo al azar» significa ingresar y consumir sin ningún tipo de control ni planificación de futuro. Esta estrategia conlleva muchos riesgos, pues es muy probable que una familia se encuentre con gastos imprevistos o una falta repentina de ingresos y, en general, con necesidades cambiantes a lo largo de los años.

      ¿Cómo se puede intentar controlar el azar desde el punto de vista de la economía doméstica? Mediante la planificación. Una vez decidido el destino al que queremos llegar, para recorrer el camino disponemos de cuatro herramientas básicas: ingresos, gastos, ahorro y endeudamiento.

      No debemos creer que planificar significa simplemente realizar unas previsiones de ingresos y gastos y esperar a ver si se cumplen en el futuro. No. La planificación es un proceso continuo que consta de las siguientes fases recurrentes: cálculo de previsiones de ingresos y gastos, control periódico de los resultados reales, análisis de desviaciones (diferencia entre lo previsto y lo real) y corrección, si procede, de las previsiones iniciales.

      La planificación es una cuestión de disciplina y rigor, y vale la pena hacer ese esfuerzo.

      Diccionario de términos económicos y financieros "la Caixa":

      http://portal.lacaixa.es/docs/diccionario/A_es.html

    • Objetivos didácticos

      - Comprender la importancia de la planificación financiera.

      - Comprender el proceso de planificación financiera.

    • Competencias a adquirir

      • Competencia en comunicación lingüística
      • Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico
      • Competencia social y ciudadana
      • Autonomía e iniciativa personal

    • kit de economía
    • endeudamiento
    • ahorro
    • gasto
    • ingreso
    • planificación
    • objetivos
    • previsiones
    • desviaciones

    Aún no hay comentarios

    Sé el primero